EL GIMNASIO TE AYUDARA IR MÁS ALLÁ DE TUS LIMITES

  • 450_1000
  • shutterstock_330266399_1600x600

La gimnasia es ideal para mantener el cuerpo en forma y saludable, pero muchas veces no sabemos cuál de todas realizar, ya que existen algunas variantes en este deporte.

¿Quieres saber cuántas clases de gimnasia hay? Entonces te daremos un detalle de algunos de los tipos de gimnasia más conocidos.

Gimnasia general: puede ser practicada por personas de todas las edades. En ella se realizan coreografías sincronizadas. Se practica en las escuelas primarias.
Gimnasia artística: en ella se utiliza la cabeza, los brazos y las piernas y mediante movimientos armoniosos y acompañados de música se realizan puestas realmente muy bellas.

Gimnasia rítmica: solamente la practican las mujeres y se usan accesorios como cinta, aros, mazas y cuerdas. En las competencias se ejecutan rutinas distintas y se valora la estética.

Gimnasia aeróbica: es la más común. Se practica en los gimnasios y posee movimientos y rutinas derivados del aerobic.

Gimnasia acrobática: se practica en grupo. Es competitiva y se desarrolla en clubes y escuelas.

Gimnasia pasiva: mediante pequeñas descargas en glúteos, piernas, abdomen o brazos se realizan entrenamientos. El cuerpo puede estar en reposo pero la estimulación  ayuda a reducir las grasas

Una de los métodos más motivadores e interesantes que tenemos para realizar este camino es el entrenamiento en grupo. Este tipo de actividades no sólo nos mantienen en forma, sino que además nos aporta beneficios sociales y cooperativos que harán que introduzcamos el deporte en nuestro día a día sin sentirlo como una obligación. A su vez, el hecho de estar supervisados siempre por un instructor cualificado hará que trabajemos en unos intervalos saludables y en unas condiciones óptimas.

Clases del gimnasio: ¿cuál elegir?

Con una buena combinación de clases conseguiremos cubrir prácticamente todas las necesidades que requiere nuestro entrenamiento. Para ello, vamos a dividir las clases colectivas en tres tipos: cardiovasculares, fuerza, y cuerpo y mente. En función del nivel de forma física que se tenga, se podrá acceder a unas clases u otras, pero es importante destacar que la gran parte de las clases son adaptables para cualquier perfil. Si el objetivo es perder peso, será fundamental que combinemos trabajo de fuerza y entrenamiento cardiovascular. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: nuestra masa muscular es una de las estructuras que más calorías puede llegar a consumir; por lo que trabajar la musculatura hará que nuestro metabolismo basal aumente y nuestro cuerpo comience a consumir calorías mucho más rápido de lo que lo hacía antes.

Hacer más ejercicio y consumir menos calorías parece una fórmula sencilla para mantenerse en forma y prevenir la obesidad. Sin embargo, por unos motivos u otros, no todo el mundo es capaz de cumplir esta pauta. Una de las principales razones es que, además de la dificultad de seguir una dieta equilibrada y controlar la ingesta calórica, la mayoría de las personas no saben cómo sacar partido al tiempo que dedican a hacer ejercicio

Muchas veces nos encontramos con la duda de si asistir al gimnasio nos trae más beneficios que el ejercitarnos solos en nuestras casas o en parques, etc. Cualquier forma de ejercitarte es buena, pero claro los gimnasios al ser un lugar especializado para el ejercicio, traen algunas ventajas que otros lugares no tienen.

Al asistir a un gimnasio con regularidad lo vas convirtiendo en un estilo de vida porque te relacionas con las personas que asisten al mismo lugar que tu y que realizan tu mismo tipo de actividad, lo que hace que te sientas más cómodo llevando este estilo de vida al ser compartido.

La sociabilidad es un factor muy importante que encuentras en un gimnasio porque convives constantemente con personas que comparten intereses contigo y el hacer amistad es una fuerte motivación para no faltar a tus entrenamientos, lo cual es muy importante porque la constancia es lo que te ayuda a lograr objetivos y a conservar una buena salud.

Puede que te sientas sin fuerzas para ir al gimnasio pero una vez que asistes, el ejercicio hace que te sientas más activo por lo que, aunque te canse asistir, en realidad le estás brindando energía a tu cuerpo y aparte te brinda un desestrés mental y emocional.

Es importante entrenar con intensidad pero dar descanso al cuerpo, sin llegar a las excusas para faltar.

Todos esos días que te sientas con cansancio, o deprimido, estresado o con cualquier pretexto como para faltar al gimnasio, es cuando más debes de ir porque el gimnasio hace que esos estados cambian y mejore tu actitud.

Otra de las ventajas de asistir a un gimnasio es que hay entrenadores profesionales que te pueden ayudar a que lleves a cabo todos tus objetivos y que además de motivarte a que sigas entrenando para que los logres, te guían para que hagas los movimientos correctos en cada ejercicio evitando cualquier tipo de lesión.

Así es que la próxima vez que dudes en ir al gimnasio acuérdate que hay muchos buenos motivos para no faltar y si por algo no tienes ganas de asistir puedes practicar tus ejercicios en casa o salir a correr ó lo que más se te acomode, lo importante es ser constante en nuestra actividad física para vernos y sentirnos mejor que nunca!

También te podría gustar...

Loading Facebook Comments ...