HUN NAL YE

Rodeado de montañas se encuentra un paraíso indescriptible llamado Hun Nal Ye conocido como la Casa del Dios de la luna. Este paraíso cuenta con múltiples atractivos que provocan conocerlo como su belleza natural, hacer tubing en un río natural, el salto de garrucha, montar a caballo, nadar en piscinas naturales o bien descansar rodeado de naturaleza.

El tiempo para llegar es de aproximadamente 7 horas desde la ciudad capital, todo el trayecto desaparece al poner un pie en Hun Nal Ye.  Por ser un lugar tan remoto uno imagina que está en medio del bosque y no encontrará ningún servicio. Para la sorpresa, la reserva eco turística ofrece dos tipos de hospedaje: hotel y área de camping.  Un gran salón lo espera para poderse ubicar en el que le colocaran un brazalete para tener acceso a todas las actividades. Planear las actividades del día contribuye a realizar una excelente vacaciones.