CONSEJOS PARA QUE PUEDAS CUIDAR MAS TU PIEL

La piel bella y saludable requiere cuidado diario. Si seguís las reglas de oro después de la ducha diaria, en vacaciones, durante los meses del frío invierno… ¡tu piel estará más suave, elástica y radiantemente bella!

Protejo la piel del sol

Para mantener la piel saludable, no salgas al sol sin protección. Aplicá una crema solar con un SPF que esté adaptado a tu tipo de piel. Repetí la aplicación de manera regular. También es recomendable que no se esté bajo el sol durante las horas del día de más calor

Solo uso jabón suave para la piel

¿La piel de tu cuerpo tiende a secarse, sobre todo después de la ducha? Es importante usar productos de cuidado de la piel que sean suaves y sin jabón para la rutina de limpieza. Si utilizás productos demasiado fuertes, tu piel puede volverse extremadamente seca y sentirse molesta. Los mejores productos que se pueden usar son: jabones ricos

¡En la ducha!

Para la piel es mejor la ducha que el baño, que tiende a deshidratar la piel. Asegúrate de que el agua esté templada mejor que caliente. Para los amantes del baño, esta bien darse un baño de tanto en cuanto. Sin embargo, ¡no estéis en el agua mucho tiempo!

El arte de secar con suavidad la piel seca

Antes de que salgas de la ducha, enjuagá bien el cuerpo entero para eliminar cualquier resto del producto de limpieza. Después secá con rapidez la piel dando suaves golpecitos con la toalla en las piernas, pecho, brazos, etc.  NO frotés la piel con agresividad hasta que esté seca.

Hidrata la piel a diario

¡Hacé de la hidratación un hábito diario! Después de darte suaves golpecitos con la to efectiva. Esto te ayudará a reparar la película hidrolipídica que cubre la epidermis. No te olvides que hay que hidratar TODOS LOS TIPOS DE PIEL!

Cuando hace frío, abrígate

¿Te diste cuenta de que la piel se vuelve particularmente sensible durante los meses de invierno? De hecho, el clima frío, al igual que el viento y el sol, tiende a secar la piel, dejándola con una molesta sensación de tirantez y picazón. Tan pronto como las temperaturas disminuyen, asegurate de abrigarte. ¡Y no olvides protegerte las manos!

Tomár mucha agua

Para tener una piel bella, el cuerpo necesita cantidades suficientes de líquido. Asegurate de tomar el agua suficiente, ej. Aproximandamente 8 vasos al día. Un vaso de agua cuando te levantes, un té para desayunar, agua mineral a lo largo del día, té de hierbas por la noche… ¡De esta manera podés cumplir con todos los deberes diarios!

¡Comé de manera saludable y equilibrada

Una dieta saludable y equilibrada no es solo buena para tu cuerpo sino también para tu piel. Cada día debés comer cinco porciones de fruta y verduta, ricas en antioxidantes. Esto te ayudará a mantener tu piel bella y saludable

Dormí las horas de belleza

Si dormís lo suficiente, tu piel estará radiantemente saludable! Tu cuerpo necesita una cantidad de sueño para estar saludable: 7, 8, 9 horas… De hecho, la necesidad de sueño viene marcada genéticamente.

 Para cuidar su piel teniendo en cuenta su naturaleza, asegúrate de elegir primero los productos adecuados para tu tipo de piel. La piel seca tiene diferentes necesidades de la piel grasa.

Presta atención a las zonas más sensiblesAlgunas partes del rostro (ojos, labios, etc.) tienen una piel especialmente fina y frágil. Requieren de un cuidado especial.

Una limpieza suave

El cuidado de la piel sensible comienza con la limpieza. Para no atacar la piel y conservar su equilibrio, utiliza desmaquillantes fisiológicos, especialmente formulados para cuidar su piel con cuidado

El contorno de los ojos, una zona de riesgo

La piel del contorno de los ojos es diez veces más fina que la del resto del rostro. Para su limpieza, elige una rutina específica

La exfoliación es indispensable

Una o dos veces a la semana, recuerda usar un exfoliante adaptado. Debe ser eficaz, a la vez que suave y respetuoso con la piel. Elige una exfoliación fisiológica, ideal para suavizar y purificar la piel respetando su equilibrio

La hidratación es esencial

La dermis está compuesta en un 70% de agua, y la epidermis en un 15%. Para mantener un buen nivel de hidratación,  es importante utilizar un cuidado diario hidratante que equilibre el nivel de agua en el corazón de la piel.

Escoge, preferiblemente, un maquillaje hipoalergénicoPara evitar el riesgo de alergias asociadas con el uso de un producto que no se adapte a tu piel, elige un maquillaje hipoalergénico especialmente formulado para satisfacer las necesidades de todos los tipos de piel, incluso las más sensibles.

Protégete del sol

Sea cual sea la estación del año, elige un cuidado diario que incorpore un filtro solar. Te permite mitigar los efectos adversos del sol, acelerador del envejecimiento cutáneo.

Cuidado con las agresiones externas

La contaminación, el tabaco, el estrés … todos tienen un efecto adversos sobre la piel. Ten en cuenta estos factores para proteger tu piel antes de salir de casa.
Muy importante, limpia tu piel por las noches, incluso si no te has maquillado durante el día.

¡No te olvides de los labio

Cada vez que lo necesites, aplícate una crema reparadora para los labios. Reaplica el producto cuantas veces quieras ya que este área es particularmente frágil.

Loading Facebook Comments ...